Barcelona pone en marcha el Bicing eléctrico January 06 2015

El Bicing eléctrico arranca este martes por la mañana, en una primera fase de pruebas con 23 estaciones y 150 bicicletas operativas. En la segunda fase de implantación, el servicio se ampliará a 46 puntos con 300 bicis disponibles.

Los primeros 1.500 usuarios que se apunten al nuevo servicio de Bicing eléctrico serán los únicos que podrán disfrutar del servicio hasta finales de enero, cuando termina la primera fase de implantación.

Ignasi Armengol, director de Barcelona Serveis Metropolitans (BSM), ha explicado que los usuarios que pueden inscribirse han de ser antiguos clientes del Bicing convencional. También ha destacado que a finales de enero terminará la fase de prueba y se iniciará la prueba piloto que durará hasta 2017 y que añadirá hasta 2.500 usuarios más.

Los 1.500 primeros que se registren en el nuevo servicio, el abono y la primera media hora de servicio les saldrá gratis, pero sólo durante la primera fase de pruebas, es decir, hasta finales de enero de 2015. Es lo que se ha denominado fase beta del Bicing eléctrico, en la que habrá 23 estaciones en funcionamiento y 150 bicicletas eléctricas .

El resto, los que no entren en este primer grupo de usuarios, se podrán reservar una plaza para poder abonar en la segunda fase de implantación, que se iniciará cuando finalice la primera. Entonces el número de estaciones se ampliará, hasta llegar a las 46, y habrá el doble de bicicletas, 300. La mayoría de las estaciones son subterráneas y están ubicadas en aparcamientos de la red de BSM. La intención es llegar a los 4.000 usuarios y, si se supera esta cifra, abrir una lista de espera.

A partir del mes de febrero, para poder utilizar las bicicletas eléctricas habrá que ser socio del Bicing y pagar una cuota adicional de 14 euros al año. Los primeros 30 minutos de uso cuestan 45 céntimos y las siguientes fracciones de media hora tienen un precio de 80 céntimos, con un máximo de dos horas.

A comienzos de 2017, cuando finaliza el contrato del Bicing con Clear Chanel, el ayuntamiento analizará el resultado de la prueba piloto y valorará si el sistema de bicicletas eléctricas ha llegado para quedarse, si complementa al convencional, o si lo sustituye.

Las bicis eléctricas más ligeras de Europa

La nueva bicicleta eléctrica pesa 23 kilos, cuatro kilos más que la bicicleta a pedales del mismo Bicing, lo que la convierte en una de las más ligeras de Europa. Tiene tres niveles de asistencia al pedaleo y también asistencia al arranque. También dispone de cambio de marchas de dos velocidades. Además, alcanza una velocidad máxima de 20 km/h y tiene una autonomía de 40 kilómetros. La bicicleta está especialmente pensada para facilitar los trayectos de larga distancia o ascendientes que exigen un esfuerzo extra a los usuarios.